/d Municipios

Kicillof, la bicicleta a los municipios y los legisladores bancando a los intendentes

Cada proyecto y cada jugada política de Axel Kicillof que debe definir la legislatura de la Provincia tiene el ancla para la negociación en los municipios. Es que el gobierno provincial les adeuda mucho dinero que el gobernador pedaleó para gastarlo en la campaña, y ese derroche fue mayor luego de las elecciones, cuando la victoria de Sergio Massa aparecía como una certeza en el horizonte electoral.

La cuenta era clara para el gobernador que acaba de ser reelegido: usar la caja disponible para el balotaje y luego, con Massa en la presidencia, tapar los agujeros con aportes del Tesoro Nacional, como ya era costumbre frente al déficit y la pésima administración de Kicillof.

Pero el cisne negro de Javier Milei le hizo llenar las patillas de preguntas al Gobernador. Y junto a él, comenzaron a rezar los intendentes que ya sabían desde el momento en que Sergio Massa reconoció la derrota que la deuda que tenía con ellos la Provincia tenía un futuro de pedal infinito, con más bicicleta que el Tour de France.

Pero Kicillof, fiel al manejo kirchnerista del poder, puso a los intendentes como rehenes de la negociación con los legisladores para que le aprueben endeudamiento impagable y un aumento del 200% del impuesto inmobiliario. Y para los legisladores provinciales, esos que casi todos los fines de semana vuelven a sus pueblos y que en las campañas se apoyan en los intendentes para caminar los territorios, no pudieron hacer otra cosa que amortiguar el golpe, evitar mayores daños y votar con la nariz tapada un proyecto que tiene más dudas que el peluquero de Milei.

Frenar toda la obra pública en los municipios del interior de PBA y dejar flotando la deuda de la Provincia con los intendentes era, para los legisladores del Pro y de la UCR, un camino sin salida. Sin presupuesto 2024 y sin esta Ley Impositiva para Kicillof, el futuro de muchos municipios del interior estaría signado por el desastre financiero, en el marco de una provincia inviable.

Los Más Leídos

Salir de la versión móvil