Conectate con Nosotros

/d Argentina

Ante las dudas sembradas por los derrotados, debe aparecer la certeza del rugido del León

Está más que claro que Javier Milei presentó decenas de propuestas en su campaña, como la mayoría de los candidatos, pero sin lugar a dudas que el fuerte de su posicionamiento fue su oratoria y su dialéctica física. La gente votó a un tipo que no tenía ni una sola duda, que se mostraba valiente y rompía con todos los estereotipos de un presidenciable. Y aunque es entendible que la figura de Presidente de la Nación obliga a quien la ostenta a moderarse y ajustarse a protocolos válidos y necesarios, hoy Javier Milei necesita volver a sacar el león que lo llevó al Gobierno.

El presidente casi no ha hablado desde el comienzo de su gestión. El vocero Adorni, el Ministro Caputo, la Ministra Bullrich y la Vicepresidenta Villarroel han sido las figuras de su gobierno que más hemos escuchado. Y si bien lo hicieron muy bien y lograron la aprobación de los votantes más duros de La Libertad Avanza, hoy los argentinos necesitamos volver a escuchar a ese Javier Milei que no dudaba y que nos arengaba a ir al frente aunque sea contra un tren.

Porque el actual Presidente ganó por credibilidad. La mayoría le creyó que iba a hacer lo que dijo que haría, aunque todos sabíamos que algunos puntos de sus propuestas más centrales iban a tener que esperar el contexto adecuado para ser ejecutadas. Pero no obstante, y más aún habiendo tenido que dar marcha atrás momentáneamente en algunas cuestiones que para Milei eran innegociables, el Presidente debiera hablarle a los argentinos con más frecuencia, con más formalidad que un vivo de Instagram, y con toda esa energía y fuerza que transmitía cuando era candidato.

Probablemente le hayan sugerido que no sea él quien dé las malas noticias, pero es un consejo que ya no corre y menos en un Gobierno de Javier Milei en el que sabemos muy bien que la falta de estructura significa que la mayoría de las decisiones pasan por él. Y es por eso que, ante la creciente incertidumbre fogoneada por los derrotados en las últimas elecciones, debe volver a aparecer la certeza del rugido del león.

Los Más Leídos